Sostenibilidad

Desde su fundación hace más de 40 años, el compromiso de COEXPAN con la sostenibilidad de la compañía ha sido total, tanto desde el punto de vista medioambiental, como social y económico.

Somos los pioneros en la espumación  y en el uso de materiales biodegradables forma parte de la nuestra historia.

Aparte de las acciones internas en cada fábrica para evitar el posible impacto medioambiental y social, COEXPAN colabora y participa con distintas asociaciones locales e internacionales con el objetivo de  promover y realizar la prevención de la producción de residuos plásticos, la valoración y reutilización de residuos de toda forma de plásticos.

Para ello, se destinan los recursos técnicos y humanos necesarios para la definición, implantación y mantenimiento de Sistemas de Gestión y Buenas Prácticas empresariales, y la implementación de una cultura de mejora continua basada en los principios de Lean Manufacturing que cumplan los estándares más avanzados y exigentes y que nos conduzca a la plena consecución de los objetivos, el éxito empresarial, los requisitos de nuestros clientes y las legislaciones locales de aplicación, incluyendo los aspectos de seguridad laboral, medioambientales y de responsabilidad social corporativa.

Todas estas medidas nos permiten lograr una mayor competitividad y diferenciación en un mercado global.

Además de cumplir con nuestra responsabilidad social corporativa, todas estas medidas nos permiten lograr una mayor competitividad y diferenciación en un mercado global.

Compromiso Social

COEXPAN junto con el resto de divisiones del Grupo Lantero colaboran de forma muy cercana con la Fundación Tomillo, una entidad privada sin ánimo de lucro que trabaja para lograr la integración social de los individuos y colectivos más vulnerables a través de la educación, la mejora de la empleabilidad, el fortalecimiento de redes sociales, el análisis y la innovación.

La Fundación Tomillo se puso en marcha hace más de 30 años de la mano de Javier Lantero y Manuel Fierros, que se unieron con la inquietud de hacer algo útil para la sociedad a través de un proyecto solidario para ayudar a los que más lo necesitan. Nació para dar respuesta inmediata a los problemas de desempleo de aquel momento, creando pequeñas empresas que dieran empleo a jóvenes con escasos recursos y bajos niveles formativos, hasta llegar a convertirse en lo que es hoy, un proyecto que ha cambiado la vida de más de 600.000 personas.